Coaching como estrategia para enfrentar el mobbing laboral

El mobbing laboral o acoso laboral es un fenómeno social que se observa en la actualidad con gran repercusión en los espacios de trabajo. El aumento de los casos ha sido producto, en gran parte a la crisis económica que ha experimentado el país en los últimos años, así como también a la dificultad de encontrar o cambiar de empleo, sumado a la falta de cumplimiento de los derechos laborales entre otros., que han contribuido  a una mayor impunidad de quienes ejercen violencia psicológica en el trabajo.

Por Carla Mena (*)


En este sentido, es importante recordar que el mobbing laboral es la violencia psicología que  ejerce  una persona o grupo de personas sobre una o varias personas, en el lugar de trabajo de forma sistemática, recurrente, con la finalidad de destruir la reputación de la víctima, sus redes de comunicación, las actividades que ejecuta, perturbando de esta forma el ejercicio de sus funciones, y logrando finalmente que la persona abandone su lugar de trabajo. 

Existen varios tipos de mobbing laboral, el ejercido por el jefe hacia uno de su subordinado o subordinados; por un grupo de iguales hacia un compañero, o el practicado por un trabajador o trabajadores hacia el jefe. Se puede identificar, si de forma continua y repetitiva, la persona es objeto de:Gestos intimidatorios o amenazantes, aislamiento u ninguneo, burlas, sarcasmo y gestos discriminatorios, rumores que desacreditan la moral de la persona, menosprecio de cualquier actividad o acción que esta  ejerza, críticas destructivas, entre otras.



Las víctimas como resultado de este proceso de violencia psicológica extrema en el lugar el trabajo, puede llegar a presentar serios desequilibrios emocionales como depresiones, baja autoestima, sentimientos de culpa, perdida de la motivación, ansiedad, perdida de la confianza, trastornos de personalidad, afectando no solo su salud psíquica sino física.

Para hacer frente a esta compleja y traumática situación, contamos a nivel organizacional con una herramienta muy efectiva, como lo es el Coaching, en la medida en que sea concebida  como una estrategia que brindará herramientas para hacerle frente al fenómeno del mobbing laboral, ya que desde el primer momento es necesario ayudar a la victima a que entienda que ella no es culpable de la situación que está viviendo, sino todo lo contrario es víctima de ello. 


A partir de allí la iniciamos en la búsqueda de su estabilidad emocional, para que asuma el control y la responsabilidad sobre su persona, con el propósito de que pueda vivir mejor y soportar la animadversión que supone asistir al  trabajar a diario.


En este sentido, el coaching  se convierte en una metodología eficaz para alcanzar esos objetivos, ya que facilitará tener un diagnostico de la situación actual para trazar un plan de acción que le permita a la persona conseguir sus objetivos, facilitando hacer las cosas diferentes para lograr resultados distintos. 

La estrategia deberá estar enfocada en despertar las fortalezas y recursos con los cuales cuenta la persona, bajo la proactividad, y que a su vez la conduzca a estimular su inteligencia emocional, es decir, que comience a conocer, entender y dominar sus emociones.


Esto significa que el coaching una vez que se inicia permite el acompañamiento a la persona implicada, apoyándola y estimulándola a que encuentre sus propias soluciones, respetando lo específico del caso, con el propósito de evitar el fracaso, lo cual se logrará por medio de un  feedback que permita orientar hacia las actividades que desarrollen las habilidades y potencie la autoestima de la persona, y que ayude a alcanzar el éxito en sus proyectos, en este sentido,  el coach es un facilitador que proporcionará las herramientas y los recursos necesarios para encontrar las respuestas, auxiliando de esta forma a la persona y por ende a la organización.

(*) Dra. Seguridad Social.Profesora del Postgrado Ciencias Administrativas UCV.