Teorías de la organización





La elección de una teoría de la organización debe buscar que los conceptos de la teoría de la acción queden más especificados y particularizados, tal como ocurre con el concepto de sistema de acción con respecto a la organización.

Esmelin Graterol Guzmán (*)


Para ello, y ante la proliferación de textos sobre temas organizacionales, se intenta integrar postulados provenientes de múltiples fuentes en torno a los siguientes puntos:

ü  Definición de organización.
ü  Componentes estructurales y funcionales del modelo de organización.
ü  Relaciones entre componentes.
ü  Reglas de la dinámica de la organización.

En torno a estos puntos hay autores como Gibson, Ivansevich y Donelly (1996), que intentan modelos generales, mientras que otros abordan tipologías descriptivas en función de variables teóricas. Likert (1967), por ejemplo entre los autores clásicos, definió clases sistemáticas de organizaciones sobre la base de siete variables y otros se interesan en los aspectos de cambio organizacional como Bennis (1993).

Es necesario profundizar un poco en el estudio de las organizaciones y referirnos a la teoría organizacional como estructura teórica que orienta la caracterización de ese desempeño con relación a la organización en general.

Las organizaciones y sus elementos componentes
Las organizaciones son entidades establecidas de manera consciente y premeditada con el explícito propósito de lograr ciertos fines. Estas poseen una estructura formal de jerarquías relacionadas con claras líneas de mando y de comunicación. Poseen además formas y reglas definidas por anticipado que orientan la acción de sus miembros en pro delos fines preestablecidos. Drucker (1999), señala que las organizaciones son entes colectivos que no existen por sí mismas, sino para alcanzar propósitos específicos y satisfacer necesidad concretas de la sociedad. No suponen, por lo tanto un fin en sí mismas sino un medio para alcanzar esos propósitos particulares y llenar esas necesidades sociales de la comunidad o del individuo.



En atención a lo anterior debe concluirse que las organizaciones están orientadas a:

1.    Alcanzar los propósitos y fines que guían su acción,ello independientemente de que se trate de empresas u organizaciones comerciales, de servicio público, filantrópicas,  educativas, recreativas o culturales.

2.    Hacer productivo y eficiente su trabajo de manera que este resulte en beneficio tanto de la organización como un todo, como de las personas y grupos que la integran.

3.    Asumir las responsabilidades que le corresponden como institución importante en la sociedad. Ello significa que las organizaciones deben contribuir a mejorar la calidad de vida de los integrantes del entorno social. Al respecto, de todo esto Drucker (1999), manifiesta que en virtud de que las sociedades se están convirtiendo en sociedades de organizaciones, todas ellas, incluidas las comerciales deberán declararse responsable por la calidad de vida y hacer de la materialización de los valores, creencias y propósitos sociales básicos una obligación, un objeto permanente.

Las organizaciones formales entonces poseen fines y metas bien definidas, poseen una estructura de jerarquías que delimitan el nivel de autoridad y responsabilidad de cada quien, establecen políticas y planes para el logro de esos fines, objetivos y metas, llevan a cabo acciones y utilizan recursos económicos y humanos en la búsqueda de sus propósitos, ello involucra necesariamente el desarrollo de las funciones básicas del proceso administrativo que comprende la organización, la planificación, la dirección, la coordinación y la evaluación de todas sus actividades.


(*) Dr. Ciencias Administrativas. Post Doctor. Gerencia. Profesor del Doctorado en Gerencia UCV. Profesor Agregado. Facultad de Ciencias Económicas y Sociales UCV.