La realidad gerencial en Venezuela. Parte II




En el proceso de producción y transformación social le corresponde a la gerencia potenciar los esfuerzos individuales por medio de la propia integración de estos entre sí y con los recursos existentes.  Esta finalidad requiere no solo definir cómo y para qué se organizan las relaciones técnicas en la sociedad, sino también la manera como se relacionan y organizan las personas respecto a la toma de decisiones.  

Por. Esmelin Graterol Guzmán (*)

Esta misión no solo está influenciada por condiciones técnicas y materiales sino también y fundamentalmente por los intereses y necesidades de los sujetos sociales que disponen de capacidad y poder de la gerencia, para decidir el cómo, para qué y para quién, que hace de ella una función político-técnica y como tal, es parte no solo de la fuerzas productivas que intervienen en dicho proceso sino también de las estructuras políticas de la sociedad.

Este carácter político-técnico de la gerencia, sobre todo en las últimas décadas, ha cobrado mayor preponderancia debido a la aguda competencia económica, el declive de la disponibilidad de las materias primas y de las fuentes de energía convencionales,  el crecimiento poblacional y el incremento de la serie de crisis económica, social, urbana, ambiental, que se consolidó en el siglo pasado y tiende a profundizarse en el siglo XXI.

Estas condiciones globales, han convertido al desempeño de la gerencia en foco de atención primordial tanto de los grupos corporativos como de los gobiernos.  Al resultar insuficiente la sola operacionalización administrativa de los procesos del sistema productivo, las investigaciones de los problemas y soluciones gerenciales han requerido apoyarse en vastos conocimientos científicos y las tradicionales concepciones mecanicistas y fragmentarias han cedido el paso a enfoques analíticos multidimensionales y multi profesionales que han revolucionado el desempeño gerencial.



La necesidad de gerentes, personas de acción investigativa, y creadoras de nuevos paradigmas, es hoy requisito básico.  La gerencia requiere de profesionales dotados de capacidades para negociar y visualizar el futuro en condiciones de incertidumbre.

En Venezuela, tanto la función administrativa como la gerencia, se desenvuelven bajo una doble contradicción.  La que resulta de administrar para otros y no para nosotros y la que nace de la disociación entre los objetivos políticos generales y el desenvolvimiento técnico-administrativo interno.  De allí la necesidad de asumir el reto de formar recursos altamente calificados para gerenciallas organizaciones con criterios de racionalidad política y económica que contribuyan a superar los severos desequilibrios económicos, sociales y éticos que afectan a nuestra sociedad.  Lo cual se justifica con más razón cuando los cambios son permanentes y se requiere adaptación constante de nuevas tecnologías, especialmente, las organizaciones, financieras, operacionales, de información y comunicación.

(*) Dr. Ciencias Administrativas. Post Doctor. Gerencia. Profesor del Doctorado en Gerencia UCV. Profesor Agregado. Facultad de Ciencias Económicas y Sociales UCV.